domingo, 26 de febrero de 2012

Familia mellicéntrica


En casa el ritual diario de crianza de mis hijos es constante y bastante estricto, pero se fue dando de esa forma casi sin que me lo propusiera. Durante sus 540 días de vida, Juan y Lu se bañaron cada noche antes de ir a dormir, se acostaron en su cuna casi siempre a la misma hora, su siesta raramente se suspendió o se cambió de lugar por razón alguna, salvo cuando ellos lo decidieron y yo lo he respetado buscando preservar todas aquellos actividades que le dan una continuidad a sus días.

Creo que esta vivencia cotidiana previsible y constante, les brinda una percepción de seguridad sobre lo que sucede a su alrededor. Como a todos nosotros, sentir que aquello que esperamos suceda luego la realidad lo confirme les debe ayudar a sentirse competentes y tranquilos,  seguros en sí mismos y en su entorno, confiados en ellos mismos y en nosotros.

Es evidente que la "mellicitud" me condicionó en el hacer de mi maternidad y ante la complejidad de salir sola o necesitar ayuda para hacerlo, en muchas oportunidades he preferido que nos quedemos en casa a nuestro ritmo. Porque no es lo mismo salir con un bebé que con dos, y tampoco es cómodo estar con dos bebés con el humor alterado en un lugar que no es propio, sabiendo que de estar en su atmósfera seguramente manifestarán su bienestar y tranquilidad habitual.

Cuando escucho (no sin una pizca de sana envidia) el relato de otros padres que incluyen a sus hijos en sus actividades llevándolos a un almuerzo, luego a un té y por último a otra visita, se me viene a la cabeza un concepto que alguna vez me dijeron: existen familias bebecéntricas orientadas a satisfacer las necesidades del bebé y otras adultocéntricas que buscan que los bebés se adapten a las necesidades de los adultos. Yo creo que mi familia es mellicéntrica.




En casa muchas cuestiones son particulares. Juan o Lu deben esperar a ser calmados si yo estoy atendiendo a su hermano/a, han descubierto que además de mamá y papá hay otros afectos en quienes confiar y también han aprendido que para dormirse no necesitan ser palmeados ni paseados. Durante sus primeros meses en lugar de dormir con mamá lo han hecho con su hermano como en la panza y actualmente, aunque se resisten cuando hacemos un paseo en cochecito no pueden salirse de él, por la sencilla razón de que mamá no puede correr al mismo tiempo en direcciones contrarias.

Si cada uno de nosotros somos nosotros y nuestra circunstancia, Juan y Lu deben sentir que -al igual no pueden traspasar el piso ni volar - así se vive en una familia mellicéntrica. Y seguramente deben sentir que tener un poquito menos de mamá no se compara con la alegría y privilegio de haber nacido acompañados.

5 comentarios:

  1. Hola Lucre!!
    Nosotrso también hemos ido creando una rutina naturalmente, creo que es positiva esa previsibilidad, esa seguridad... como también creo que es muy positivo romper esa rutina de ver en cuando, igual que hacemos Alex y yo como adultos, nos gusta que nuestra hija lo experimente también, la alegría y el divertimento de romper con lo conocido, la sorpresa, el asombro... dejar una puerta abierta al desorden y al caos y a la imprevisibilidad... en nuestro caso lo hacemos simplemente alargando límites... su sueño, su cuerpo, su cansancio, termina de decir hasta dónde.

    Un abrazo muy grande,
    Noraya
    "El Rumor de las Libélulas"

    ResponderEliminar
  2. En nuestro caso también vivimos alrededor de los mellizos, es la manera que he conseguido obtener un equilibrio que me permita llevar el doble de esfuerzo de crianza.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lucre, creo entender la necesidad de establecer una rutina, de contar con lo previsible y más teniendo dos peques. En nuestro caso recién se comenzó a moldear sin planificarlo una rutina (Luca ya tiene 14 meses), pero algo que siempre hicimos desde el primer momento es respetar su tiempo, sus periodos energia-cansancio siempre fueron nuestro reloj.
    Un beso!
    Flor

    ResponderEliminar
  4. BUENISIMO TEXTO TODAVIA NI SOY ABUELA NI TUVE MELLIZOS PERO UNO APRENDE O PUEDE AYUDAR A QUIEN LOS TENGA GRACIAS .

    ResponderEliminar

Para dejar comentarios, por favor haganlo como anomimo, ya que es la unica manera que los toma correctamente. AH! eso si, diganme quienes son!