viernes, 28 de octubre de 2011

Menos es más


Cada vez que me reúno con un grupo de madres y escucho la cantidad de actividades que desarrollan sus hijos: guardería, natación y paseos, me quedo sin palabras y con algunas dudas sobre si lo estaré haciendo bien.

Mis hijos tienen una vivencia rutinaria y apacible. Las veces que me entusiasmo con sumarles actividades extras o arrastrarlos a mis programas, luego me desaliento. Pienso en que deberán adaptarse a un nuevo espacio, un ritmo externo y que son pequeños para tanto ajetreo diario. Entonces, sólo elijo los programas donde habrá niños de su edad para que conozcan nuevas relaciones además de su idílica diada.

Nos lo dejo por comodidad como muchos me dicen; sino que considero contenedor que queden en su espacio, con referentes conocidos y que sus deseos se registran al instante. Por las similares razones, tampoco quiero que vayan a guardería de dos años. Me da tranquilidad estar cerca de ellos, porque aunque me dedique a otras tareas, estoy disponible para escucharles la risa como el llanto.

Esta es la manera que me sale, en la que creo y - por suerte- puedo hacerlo. Bajo ningún deseo cortarles las alas para tenerlos pegados o no dejarlos crecer para no enfrentarme con el vacío, como me han dicho. Simplemente me parece, que durante los primeros años: MENOS ES MÁS.

Ya tendrán por delante de obligaciones, horario y tareas como todos y confío que serán ellos quienes me irán marcando ese ritmo. Cada día noto como piden más libertad, radios de exploración más generosos y más tiempo independiente de la mirada adulta. Por ahora, prefiero que se entretengan con cuestiones naturales, la primavera por ejemplo es un nuevo nuevo universo de exploración con sus sonidos, perfumes, texturas y seres vivos que ellos pueden descubrir de otra manera que el año pasado.


No quiero llenarlos de actividades, porque estoy convencida que crecer descubriendo el mundo por ellos mismos es sumamente estimulante y saber gozar del encanto de la tranquilidad es un valor para la vida.


13 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con vos, a cada edad sus propios espacios y contenciones...ya tendran tiempo para todo lo demas....Besos Lo

    ResponderEliminar
  2. Nuestros hijos nos necesitan, no tiene nada que ver con no querer dejarlos crecer o no enfrentarnos con nuestro vacío, al contrario, estamos ahí para ellos. Además cada familia encuentra lo que les es más cómodo y con lo que disfrutan más.
    A mi me gusta asistir a grupos de apoyo porque nos juntamos con mamás y niños, vamos al parque (cuando podemos) porque a Minerva le encanta la calle y corretear a su aire. Luego esporádicamente hacemos algunas actividades que consideramos que pueden gustar a la nena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente,con los niños,menos es más.De ninguna manera un niño necesita ir a la guarderia antes del cole,no le hacen falta actividades extraescolares que le llenen todo su tiempo libre...el tie`mpo pasa muy deprisa,y antes de lo que pudieramos pensar,nuestros pequeñajos ya estan inmersos en la vorágine de horarios,idas y venidas...vale la pena alargar el periodo sin "obligaciones" todo lo que se pueda.Yo llevé a mi primer hijo a la guarde a los dos años y cinco meses porque trabajaba y no queria dar tanta faena a mi madre,pero con el pequeño,como yo tenia horario de tarde,no pisó la guarde.Fue al cole con casi 4 años!!!.Y no ha tenido ningún problema.ni de relación ni de conocimientos.

    ResponderEliminar
  4. Que bueno que escribas del tema. Hace poco me preguntaba exactamente lo mismo y creo que definitivamente tienes razón. Ya tendrán tiempo para mil actividades fuera de casa.

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco veo necesaria la guardería ni mil actividades para tan pequeños. Sí quiero ir probando alguna actividad ocasional de fin de semana, como llevarlos al zoo, pero cuando vea que lo van a disfrutar, tanto por los horarios como por la experiencia.

    ResponderEliminar
  6. Me he sentido súper identificada con lo que escribes. Yo dejé de trabajar para cuidar a mi peque hasta los 15 meses. Ahora he vuelto con reducción de jornada y mi marido y yo hemos acoplado nuestros horarios para poder seguir con él y que no tenga que ir a la guarde, tampoco lo llevamos a extraescolares. Sí que vamos mucho al parque, pero vivimos en un pueblo peqyeñi y tampoco hay demasiados niños y suelen ser mayores. Tus peques se tienen el uno al otro, pero yo a veces pienso, que mi peque necesitaría de más tiempo con bebés de su edad, que está casi todo el día entre adultos y me asalta alguna duda.
    Como siempre, es una inspiración leerte.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Lo que los niños tan pequeños necesitan es sobre todo mucho amor, a veces veo madre preocupadas por llevarlos a mil actividades y ¿cuando estan con ellos? yo creo que jugando y estando con sus padres es mas que suficiente para ellos, mis hijos han ido a la guardería desde que tuvieron 6 meses, pero por necesidad, no sabes la pena que me daba dejarlos y perderme tantos momentos maravillosos con ellos, disfrutalos muchos, son momentos irrepetibles y es una suerte no perderte ni uno, besos.

    ResponderEliminar
  9. Cada padre hace lo que realmente considera que es mejor para sus hijos.
    Yo llevo a mi niño a clase de música y de natación. Lo hago porque a ambos nos divierte y en ningún momento quiero que se convierta en una obsesión o en una obligación para mi hijo que le quite tiempo de disfrutar de otras cosas de la vida.
    Cuando sea algo más mayorcito le preguntaré si quiere seguir haciéndolo o si prefiere otro tipo de activdad (o nada!)

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo contigo!! Soy mamá de mellizos (has visitado ya mi blog, gracias!!).
    Yo también a veces pienso en si lo estaré haciendo bien, comparándome con otras mamás que hacen que sus bebés tomen clases de inglés, de natación, .... pero como tu, creo que ya tendrán tiempo de hacer extraescolares, de crear su propia agenda ... Ahora, hoy por hoy, prefiero que jueguen conmigo !

    ResponderEliminar
  11. Lucre!! De nuevo cómo me identifico contigo!! Qué pena que estés tan lejos! :)
    Nur ya tiene 18 meses y pico, en principio todavía me quedan dos años completos para estar con ella, no quiero llevarla al cole el año que viene, con 2 y medio, sino que ya esperaré un añito con 3 y medio.
    De actividades, sólo va a natación, y ahora estoy atenta de algunas actividades que hay en mi ciudad y que son puntuales, para tener opciones a los días muy lluviosos o desapacibles de invierno... pero me encanta estar con ella, muy cerquita y presente, auqnue ella está a su aire, y me encanta cojer la bici y salir a pasear juntas... en fin, me encanta tu post.

    Un abrazo de otra mami pickler!!!
    Noraya
    "El Rumor de las Libélulas"

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué bueno leerte esto Lucre!
    A ratos dudo si no debería inscribirle en alguna actividad, más que nada por inseguridad ya que prácticamente toda las madres que conozco lo hacen… aunque dentro de mi me resisto porque creo que vivir ya es suficientemente estimulante y tiempo tendrá para clases y cursos y actividades.
    Abrazos menos es más ;-)

    ResponderEliminar
  13. yo lo veo a diario...trabajo con niños de 5 años que están cansados,que me piden "no hacer nada"van de fútbol a danza y de ahí a clases de algún otro tipo o incluso,a otro jardín de niños!!ya no lo resisten,no tienen tiempo para pasar en familia ni para descansar o elegir qué tienen ganas de hacer.
    no es este el caso,pero por ahí así se empieza...igual creo que no pasa por las actividades,personalmente me parece que dejar a un peque solito con adultos todo el día tampoco es muy estimulante...pasa por ver qué disfrutan y hasta donde,es como el tema de la computación:queremos que aprendan a usar un procesador antes de poder dibujar solito su cuerpo con un crayón.todo a su tiempo y sin ansiedades.dejemos que los niños sean niños!!! :)

    ResponderEliminar

Para dejar comentarios, por favor haganlo como anomimo, ya que es la unica manera que los toma correctamente. AH! eso si, diganme quienes son!